¿Es mejor tener la última versión del driver de NVIDIA o instalar el que está en los repositorios en Ubuntu?


Al momento de instalar el driver gráfico de NVIDIA nos surge la inquietud de cual versión sería la más idónea instalar, si la última versión que se encuentra disponible en la página de NVIDIA o la que nos ofrece Ubuntu a través del los controladores adicionales privativos, pues bien por experiencia propia eso dependerá del caso.

Es muy bien sabido que las últimas versiones de los drivers gráficos vienen cargadas de novedosas características pero no todas las tarjetas logran sacar partida de estas características nuevas que se incluyen en drivers recientes, inclusive hasta problemas pudiesen ocasionar.

A pesar de que en la página de NVIDIA nos dicen que esos drivers son compatibles y aptos para un gran número de tarjetas gráficas, en la practica solo las tarjetas más recientes son las que realmente salen beneficiadas con los drivers más recientes (y valga la redundancia) ya que eso no sucede con gráficas de hace 2 o 3 años.

Estoy casi seguro que NVIDIA no aplica el mismo método de calidad en sus drivers para Linux como lo hace en Windows, en especial a las numerosas pruebas que realizan sobre numerosas gráficas antes de lanzarlo públicamente.

Entonces, ¿vale la pena o no instalar la versión más reciente del driver de NVIDIA?… Lógicamente que si se cuenta con una gráfica reciente lanzada luego de la versión de Ubuntu que se va a usar o tenga 1 año o menos de haber sido lanzada al mercado, la respuesta sería totalmente afirmativa, en caso contrario sería recomendable instalar la versión que se encuentra en los repositorios e iniciar pruebas con juegos, textos y vídeos y luego instalar la versión reciente mediante los PPA para comparar… mi recomendación es que mientras mas años tenga la gráfica de haber sido lanzada al mercado más conveniente es tener el driver que se encuentra en el repositorio.

La ventaja que tiene la versión que se encuentra en los repositorios de Ubuntu es que se trata de una versión que fue probada por el equipo de desarrollo de Ubuntu con lo cual nos da algo de alivio de que ese driver causará menos problemas al usar el sistema operativo.

En ubuntu 12.04 si nos vamos por la opción del controlador adicional privativo que ofrece Ubuntu (es importante destacar que no se trata ni remotamente de la versión más reciente que ha publicado NVIDIA) nos ofrecerá cuatro opciones:

  • Controlador para aceleración gráfica en tarjetas NVIDIA (versión 173)
  • Controlador de Gráficos acelerados de NVIDIA (actualizaciones post-lanzamiento) (Versión 173 updates)
  • Controlador para aceleración gráfica en tarjetas NVIDIA (versión Current) [recomendado]
  • Controlador de gráficos acelerados de NVIDIA (actualizaciones post-lanzamiento) (versión current updates)

Las dos primeras opciones se trata de drivers para tarjetas gráficas NVIDIA de la serie 7 y anteriores a esta, la tercera es la versión que se encontraba disponible al momento de desarrollar Ubuntu por lo que el equipo de desarrollo la recomienda, la cuarta opción se trata de la versión mas actualizada que el equipo de desarrollo de Ubuntu probó para dicha versión del sistema operativo y la cuál no dio problemas comparándola con la versión current. Si nos vamos a synaptic y buscamos nvidia, veremos que hay versiones más actualizadas aún pero que se encuentran en el canal Dev, lo que significa que el equipo de desarrollo se encuentra probando y desarrollando librerías en X.org para ofrecer la mayor compatibilidad posible al usar dichos drivers (al ser el driver código cerrado, el equipo de desarrollo de Ubuntu no puede trabajar directamente en el controlador para optimizarlo, mejorarlo o solventar los fallos que pueda tener) en la versión de Ubuntu que se tiene instalada.

En mi caso particular, uso una gráfica NVIDIA GeForce 9500GT en Ubuntu 12.04 64 bits y la versión mas reciente a la fecha de hoy (13 de septiembre del 2012) del driver de NVIDIA es la 304.43, pues bien, esta versión me ocasiono más problemas que beneficios ya que al poner la tasa de refrescamiento del monitor a 75Hz se congela la imagen cada cierto tiempo y el renderizado de textos falla cada cierto tiempo también, y si no modifico la tasa de refrescamiento del monitor (o sea la dejo por default en auto o 60Hz) el rendimiento gráfico es pésimo. Probé instalando el driver manual sobre una instalación limpia e igualmente mediante PPA sobre una instalación limpia y el resultado fue el mismo, caso contrario sucede con la versión current o current updates la cual no da ese tipo de problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s