Razones por las cuales Canonical recomienda aún en el sitio de descarga de Ubuntu la versión de 32 bits


A pesar de que los desarrolladores de Ubuntu apoyaron la idea de cambiar a la versión de 64 bits como la recomendada, Canonical tomó la decisión de seguir en 32 bits, después de un largo análisis he llegado a la conclusión de que los motivos en realidad son muy breves y precisos.

Desde que Canonical dio el movimiento de no soportar hardware antiguo para correr Ubuntu (si no me equivoco el ordenador debía ser un i586 mínimo) todo comenzó a apuntar a 64 bits. Hasta hace 2 años atrás, tenía lógica seguir recomendando 32 bits ya que Adobe Flash Player no tenía versión en 64 bits así como varias aplicaciones que si bien tenían su par a 64 bits, estas no venían optimizadas. Pero en la actualidad estas excusas ya no tienen sentido (y desde la implementación del multi-arch pierde todo sentido ese motivo) ya que prácticamente todas las aplicaciones en Linux tiene su versión en 64 bits y ya están estables y maduras.

Evidentemente que si los desarrolladores dijeron “si” a cambiar la versión recomendada a 64 bits por defecto en Ubuntu 12.04 (tratándose de una versión LTS lo cual significa que tiene que ser lo mas estable posible) significa que ellos trabajaron para poner “a punta” esta versión, pero Canonical no dio el cambio final a 64 bits sino siguió recomendando 32 bits, ¿ qué fue lo que freno a Canonical para no recomendar los 64 bits en su sección de descarga?… Después de varios análisis he llegado a la conclusión de que los motivos no son tan largos, llegando a 2 o 3 cuando mucho.

Estoy seguro que el principal motivo fue las netbooks, recordemos que mientras los fabricantes de ordenadores lanzaban distintos modelos de distintas gamas hacia Windows, la gama baja y en especial los netbooks fueron usados para Ubuntu Linux. A pesar de que en la actualidad los netbooks ya tienen 2Gb de RAM, cuando se lanzaron tenían entre 512 y 1Gb de RAM algo impensable para usar 64 bits.

ya con 2Gb de RAM se puede usar los 64 bits sin problemas ya que los usuarios finales normalmente usan los ordenadores para redactar documentos, ver presentaciones y navegar por Internet.

El freno de Canonical hacia los 64 bits evidentemente fue eso, los ordenadores vendidos durante 2010 y 2011 con Ubuntu pre-instalado a pesar de que eran compatibles con los 64 bits (prácticamente todo hardware para ordenadores lanzado a partir del 2008 son compatibles con 64 bits) estaban demasiado limitados para correr con soltura los 64 bits.

Es por ello que la excusa de la confusión de los usuarios carece de validez, ya que Ubuntu no soporta ordenadores antiguos y las motherboards y los cpu’s actuales soportan los 64 bits, el problema viene relacionado con la potencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s