Historias y Anécdotas sobre el inicio a Linux y porque nos quedamos


Tod@s tenemos nuestras primeras historias y anécdotas sobre cuando nos iniciamos en Linux, algunas serán cómicas, otras traumantes, alegres, algunas inclusive peores que como si estuviésemos en Racoon City rodeados de ese montón de Zombies con los posibles “boss” que pudiésemos encontrar en el camino y que de paso nuestra mente nos sumerja en un terror psicológico de Silent Hill… en fin, historias y anécdotas tenemos para contar cuando nos iniciamos en este mundo Linux y de porque nos quedamos.

tux-libuntuPues mi historia realmente fue windowsera hasta mediados del año 2007, en aquel entonces usaba una PC con un CPU Intel Dual Core de 2,0 GHz, 1GB de memoria RAM, tarjeta gráfica ATI 1050X y un disco duro SATA de 80GB, no recuerdo muy bien cuál era elmodelo de tarjeta madre que tenía en cuestión pero se que era una MSI.

En aquel entonces usaba WIndows XP pero, y al contrario de lo que hacían mucha gente, instalé Windows Vista.. realmente algo me decía que tenía que probarlo a ver si era taaan malo como muchos aseguraban y en lo particular, no me fue nada mal, el problema lo tuve fue porque había programas como el macromedia Studio Dreamweaver 2004 que no funcionaban nativamente, había que ponerlo en modo XP y el rendimiento no era el mismo… por los meses de agosto – septiembre en el foro de Foros del Web (era muy asiduo a esa página en aquel entonces) me recomendaron probar Ubuntu Linux y luego de ver opiniones y comentarios sobre Ubuntu, me decidí a descargarlo.

Pero al llegar al sitio de descarga de Ubuntu me doy cuenta de que habían dos versiones, una de 32 bits y la otra de 64 bits ¿cuál descargar y que diferencia había una de otra?, otra vez vuelvo a buscar comentarios y opiniones y veo que había como decir, un “toma y dame” sobre el tema… ventajas de 64 bits: mas rápido, mas colores, mas resolución, el hardware funciona mejor, etc, etc; desventajas: no hay casi programas para los 64 bits, riesgos de dañar el pc si no es de 64 bits, los pocos programas que habían en 64 bits estaban mal hechos, etc, etc pero casi todos decían algo en común, “los 64 bits es solo para PC’s de 4 Gb de memoria en adelante, no se recomienda usarlos con menos de esa cantidad de RAM”… yo siempre en esos aspecto he ido “contra-corriente” y luego de cerciorarme de que mi PC soportaba los 64 bits, me dije lo mismo que con Windows Vista, vamos a ver si es verdad lo que dicen de que con menos de 4GB no es recomendable usarlo y descargue la versión de 64 bits… Realmente creo que fue uno de los muy pocos que se instalaron un Linux de 64 bits de buenas a primeras.

En aquel entonces (septiembre 2007), baje fue la 7.04 pero me fue imposible usarla ya que había problemas horrorosos con la tarjeta gráfica, pues no podía subir la resolución mas allá de los 800 x 600 así que volví nuevamente a Windows vista pero me quede con la curiosidad de usar Ubuntu Linux. A finales de octubre del 2007 leo que se lanza Ubuntu 7.10 y decidí descargar esa nueva versión y para mi sorpresa, la resolución se configuro automáticamente y ya no había problemas con la ATI 1050X!!!

Aquí fue donde realmente comenzó mis inicios en Ubuntu Linux ya que la versión 7.10 me andaba super bien e inclusive, era bastante mas rápida que Windows XP/Vista, las aplicaciones como Firefox o Gimp me abrían muy rápido y se mantenían muy estable…. recuerdo que en aquel entonces uno de los problemas que tuve fue con el Flash Player, pues en la página de Adobe no había versiones de 64 bits para ninguna plataforma, use Gnash pero era realmente horrible y espantoso, en Youtube no funcionaba prácticamente y si funcionaba, el vídeo solo corría unos segundos y ¡pam! daba error… indague un poco por internet y veo que Adobe tenía una versión previa de Flash Player 64 bits para Linux, la baje y al principio seguía lo que decía la guía de algunas webs, obviamente puro copy/paste de comandos hasta que supe que hacían esos comandos, luego simplemente lo descargaba, lo descomprimía, cortaba el binario de Flash Player, arrancaba con sudo nautilus y me dirigía a la carpeta de Moziila Firefox / plugins y pegaba el binario de Flash Player y ¡listo! ya no tenía mas problemas con Flash Player.

Con respecto a las aplicaciones, en aquel momento la página getdeb ofrecía aplicaciones actualizadas y programas como Filezilla o vlc eran descargados directamente de allá (lastima que se abandono ese proyecto 😦 )por lo que no tuve problemas en absoluto con lo de usar programas desactualizados.

Pero creo que una de mis mayores aventuras en los inicios a Linux fue con respecto a los juegos… simplemente no me quería ir nuevamente a Windows para jugar por lo que me puse a indagar como podía correr juegos de Windows en Ubuntu y fue cuando conozco a Wine, recuerdo que en aquel entonces iban por la versión 0.9x y la versión de 64 bits era considerada aún una alpha o beta (no recuerdo bien) y no recomendaban usarlo como producto final, lo instalé pero no me funciono, así que al poco indagar por la web me encuentro con que necesitaba instalar el driver provisto por AMD ya que el driver libre que viene por defecto en Ubuntu, no servía para ejecutar juegos…

Realmente no fue mucho problema, pues en el mismo forosdelweb me pasaron una guía para instalar el driver manualmente ya que si bien había un script (que no recuerdo el nombre pero sé que era bastante famoso y popular) que hacía todo de manera prácticamente “automática”, a la final siempre originaba errores… nunca supe en realidad porque daba esos errores pero según varios foristas habían varias razones como: había sido desarrollado pensando en usarse en tarjetas NVIDIA, que te instalaba librerías de mas, que bajaba una versión vieja del driver, etc, etc…

Si bien, los juegos nativos para Linux funcionaban sin problemas (Neverputt, OpenArena, AlienArena) en Wine no me corría ninguno, todos daban problemas con Wine. Luego de eso, me decido bajar Ubuntu de 32 bits ya que según, Wine funcionaba sin problemas con la versión de 32 bits pero el resultado fue igual, no corría ninguno, así que el arranque dual Ubuntu/Windows se volvió necesario.

Aunque suene increíble, pero la tarjeta ATI 1050X funcionaba mejor en Ubuntu que en Windows, de hecho con Windows la tarjeta gráfica se sentía algo acelerada con respecto al ventilador (y teniendo la versión mas reciente de sus controladores gráficos) tanto en Xp como en Vista hasta que llego su momento de agonía y defunción… Al inicio, la pantalla se quedaba congelada por unos segundos y luego volvía nuevamente a la normalidad pero sin aceleración gráfica, se perdían todos los efectos, animaciones y windows volvía a su modo de gráficos reducidos. El problema al inicio se solventaba con reinicios pero al poco tiempo ya la pantalla congelada no volvía a su normalidad y finalmente, Windows arrancaba por defecto en modo de gráficos reducidos y en Ubuntu la resolución no pasaba de 800 x 600.

Obviamente cuando removí la tarjeta, Ubuntu volvió a la normalidad mostrando la resolución óptima para el monitor pero no fue así en Windows, en Windows tuve que buscar los drivers en la página de MSI y descargarlos… lamentablemente, con los gráficos integrados de la tarjeta madre (eran VIA), Windows funcionaba mejor que Ubuntu así que estuve desde la versión 8.04 hasta la 9.10 usando mas tiempo Windows que Ubuntu ya que con la versión 10.04 de Ubuntu las cosas tomaron un rumbo distinto.

Cuando se lanzó Ubuntu 10.04 adquirí una tarjeta madre Intel DG41RQ (de hecho es la que uso actualmente), un CPU Intel Core 2 Duo E7400 (el que uso actualmente) y 4Gb de ram (las que uso actualmente) un disco duro de 320GB (el que uso para respaldos ahora), además de eso me hice con una NVIDIA 9500GT y Ubuntu resurgió como el ave fénix en mi PC, funcionando mucho mejor que Windows.

En ese entonces comencé a usar el lanzador Avant Window Navigator y me pareció genial, de hecho desde la primera vez que lo use me quede con dicho lanzador y estoy seguro de que por esa razón, Unity no me pareció nada mal desde que se lanzo con ubuntu 11.04 por defecto, ya me había acostumbrado a usar lanzadores!!! Con respecto a Wine, las cosas mejoraron a como eran cuando Ubuntu 7.10, ya que había juegos que corrían, mal pero al menos funcionaban!

Cuando se lanzó Ubuntu 10.10 compré una licencia de Windows 7, ya que para aquel entonces, trabajaba de soporte técnico en una empresa, la gente comenzaba a usar esa nueva versión de Windows y yo quería ser uno de los pocos que supiese manejar ese sistema, además de ello tenía el dinero para comprar la licencia, pues costaba en aquel entonces 350 BsF y el Windows pirata costaba 50BsF, y créanlo o no, no me arrepiento de ello ya que con la licencia legal el sistema no tenía prácticamente errores extraños ni mucho menos pantallazos azules.

Con respecto a Ubuntu, la versión 10.10 me unió mucho mas a Linux y Windows solo era para juegos y sacar guías de usuarios para el trabajo, de hecho, Ubuntu Linux tenía unos 200 GB y el resto era para Windows (100 gb).

Con Ubuntu 11.04 vino la escupidera de muchos usuarios ya que Unity vino por defecto, yo al contrario de la mayoría de escupidores (como siempre en contra-corriente) me parecía genial Unity y su excelente lanzador, de hecho era uno de los pocos que lo defendieron ya que además de estar acostumbrado a los lanzadores, estaba de acuerdo con que Ubuntu hiciese algo propio que lo identificara o que lo diferenciara de las demás distros, y cuando anunciaron de que con Unity evitarían el romper los componentes principales de las API’s con la moda de la versionitis (algo por lo que fue criticado duramente GNOME 3 comenzando por el mismo Linus Torvalds) mi apoyo fue total hacia Ubuntu.

Pero luego del éxito de Ubuntu 11.04 llego la versión que considero el WIndows Millenium de Ubuntu, la 11.10, personalmente considero que esta fue la peor versión de Ubuntu y creo que mas que una versión estable, se trato de una versión beta pues la implementación a GNOME 3/GTK 3 estaba como que a medias.

Con Ubuntu 12.04 las cosas cambiaron nuevamente y mas cuando anunciaron su HWE o soporte extendido de hardware el cuál incluye X.org y Kernel de la versión en curso o NO-LTS de Ubuntu, sin duda fue la mejor decisión de Canonical y mas aún cuando comenzaron a backportear características de versiones regulares a la LTS, de hecho, no llegue a usar las versiones 12.10, 13.04 y 13.10 de Ubuntu pues con backports, X.org y Kernel Linux de esas versiones regulares ¿para que salir de la versión LTS?.

Finalmente Migre completamente a la reciente LTS de Ubuntu 14.04 en enero de este año, pues lamentablemente y son una de las cosas que no comparto en absoluto es que se deje caer la robusta 12.04 en el olvido, pues casi todas las aplicaciones que se lanzan a Ubuntu requieren mínimo la versión 14.04 (incluyendo juegos)…

¿Y cuál es tu resumen de historia y anécdota sobre tus inicios en Linux y porque te quedaste?

Anuncios

9 comentarios en “Historias y Anécdotas sobre el inicio a Linux y porque nos quedamos

  1. Cuando inicié tenía un equipo muy limitado que cada dos por tres tenía que formatear por los archivos que me compartían en la Universidad. Nadie me habló jamás de Linux, pues nunca me había interesado por los ordenadores; pero todo mundo usaba Windows XP. Así que tenía discos y discos con el respaldo de los archivos y los drivers, reinstalaba Windows, su antivirus y volvían los archivos: dos o tres meses de uso y al traste toda la tarde de instalación. A pesar de tomar clases de informática en la universidad, no me enteraba de nada (mi licenciatura es económico-administrativa), pues básicamente las materias versaban sobre Microsoft Office.

    Estaba hasta el copete de instalar una y otra vez Windows y de perder archivos en el proceso. Algunas veces, después de instalar los programas que tenía respaldados (imagino que con todas las vulnerabilidades incluidas) encendía el ordenador y se quedaba colgado sin poder hacer nada. Así que vuelve a empezar y todo lo guardado a olvidarlo, para iniciar una nueva vida. Eso si me enseño Windows, a decir adiós al pasado.

    Recuerdo que un pensamiento común de ese entonces era pensar que mi equipo tenía problemas por ser de tan pocos recursos: “si el hardware fuera mejor no tendría estos problemas”, solía decirme. Pero como en casa no nadamos en la abundancia… Tenía ganas de mandar todo al diablo, pero me pregunté si alguien más no tendría ese problema y si existiría alguna alternativa. Descubrí que existía una llamada Linux y se hablaba mucho de Ubuntu (unos tipos que incluso si lo pedías te mandaban un disco a tu casa para que probarás su sistema). Así que pedí mi disco pensando que sería un timo. Llegó a casa mi flamante Ubuntu 9.04 y fue lanzarme al vacío sin red: lo único que sabía era que no quería Windows más.

    Fueron varios problemas que no había considerado (incompatibilidad de hardware, básicamente) los que me hicieron abandonar la nueva distribución poco tiempo después. Además la cuestión social influía, pues tableedit, MS Office y algunas herramientas más no las podía usar. Pero la semilla estaba plantada. Ni un mes duré con Windows antes de tener otra vez la fauna informática rondando mi disco duro. Así que esta vez decidí que lidiaría con lo que fuera.

    Probé Fedora y OpenSuse, pero no me gustaron en lo más mínimo (siguen si hacerlo), así que volví a instalar Ubuntu, ahora 9.10. Es curiosa la sensación que brinda Linux al usuario novel, pues al momento de relacionarte con este SO se inicia el proceso del aprendizaje de manera natural. Mi primer “triunfo” fue poder configurar la tarjeta de red, pues por defecto no la reconocía. De a poco aprendí a usar la terminal y a reconocer blogs donde daban muchos tips. Fue cuando se hizo necesario un lector de feeds (Liferea en un primer momento). Y algo parecía increíble: me olvidé de los antivirus.

    Duré en Ubuntu hasta la versión 11.10, que comparto contigo en ser la peor versión de Canonical; ahí inicio la versionitis. Fueron muchas distros las que probé, hasta que me instalé en Bodhi. Realmente nunca me sentí cómodo en alguna, pues Ubuntu siempre me gustó. Así que con la 12.04 regresé a lo que considero casa. También he pensado que Unity fue un acierto y que la decisión de Canonical de diferenciar su marca es un buen paso para llegar al usuario doméstico.

    Al tiempo he aprendido mucho y sigo sin saber por qué razón en la universidad pública se usa software privativo, pues este no comparte el espíritu de la universidad, que es el conocimiento. Suerte tengo de ser tan temperamental, si no seguiría siendo usuario de aceptar, siguiente, siguiente, cerrar, como mencionaron arriba. Saludos.

    Me gusta

  2. comence con linux hace 3 años, y lo conoci gracias a mi gusto por la informatica, siempre me senti comodo en windows. Ignoraba que existiecen otras cosas, hasta que leyendo paginas de noticias de tecnologia y demas vi que lo nombraban por lo que senti curiosidad, ademas que me tope con esos comentarios idiotas del “linux es para hackers” o “linux es para frikis del a informatica” y bueno, eso me “motivo” a probarlo, empeze con linux mint 13, y me duro unas semanas. Tuve buenas primeras experiencias la verdad, el sistema andaba mas fluido y todo, por lo que probe con ubuntu, y fue el que menos me duro, su “base” es genial, pero unity me consumi mas que windows 7 y ponia la pc a mil. entonces fue cuando me pase a xubuntu y tambien lo mantuve unas semanas, hasta que volvi a linux mint con xcfe. Por casi dos años sufri distrohopping y en el camino probe muchas (peppermint-todos los sabores de ubuntu-archbang-eOS-semplice y miles mas que ni me acuerdo), hasta que llegue a manjaro y aca la tengo hace 5 o 6 meses y funciona perfecto, es ligera y me gusta su modelo semi-rolling release, ademas que cuento con la wiki de arch y aur.
    En este tiempo aprendi mucho, y seguramente use linux por 10 años mas, lo unico que no me puedo despegar de windows debido a que uso mucho la pc para juegos y con linux debido a los drivers horribles de amd tengo muy pobre rendimiento (y con los drivers libre ni los corre directamente)

    Me gusta

  3. Saludos, hace tiempo que no paso por libuntu 🙂
    Mi historia fue, que en mi cumple años me compré una portable (sin tener conocimiento alguno de que comprar) para jugar StarCraft 2(en sus primeros anuncios, que es por el 2002). Para mi sorpresa, que a penas podía levantar Windows vista (cuando salio ). Mi padre trabajaba con suse y kubuntu, cual me lo recomendó este ultimo y me sorprendió su velocidad de trabajo, pero sin poder jugar SC2.

    Al poco tiempo, me doy cuenta que cualquier sistema tiene errores, y en el caso de linux, se corrigen en segundos con una nueva actualización. Que mejor distro que siempre está a la vanguardia que Arch. Así que me quedé en Arch, por mucho tiempo hasta que se me rompió y quise buscar una distro estable pero actual, tratando de remplazar a Arch. Cual, ninguna distro logré ver ese poder y control sobre un sistema. Hata trate de alejarme de linux y usar solamente Win8.1. Ahora de regreso a Arch y ya llevo bastante tiempo con el, sin problema alguno.

    Sobre el tema de los videojuegos, conservo a win en otra partición solo para eso y además tengo las consolas, así que eso no me afecta mucho. Aunque si uso mucho los emuladores de psx snes y gba.

    Saludos : )

    Me gusta

  4. Yo soy prácticamente nuevo en Linux, mas o menos entre agosto y septiembre instale por primera vez el Ubuntu, en ese momento no entendía nada de lo que me decían las paginas sobre Ubuntu y era todo un sufrimiento como a cualquier persona nueva le pasa, desde que lo instale junto con Windows 7 lo mas que eh usado es Ubuntu porque me gustaba mucho (eso y porque Windows tarda toda la vida en cargar) hasta ahorita lo eh instalado 4 veces en la pc por diferente errores, pero en este momento ya entiendo muy bien el mundo de Linux.

    Me gusta

  5. Recuerdo que mi primer computadora tenia alguna distro basada en linux, lo unico que recuerdo es que tenia Gnome 2, al tiempo tuve otra computadora con W-XP, me gustaba solo por los juegos, cuando entre a la secundaria orientada en informatica aprendi muchas cosas mas relaciondas al tema, pero dentro de windows y nada mas, me habia quedado la espina de saber que era lo que tenia mi primer computadora, investigando habia llegado a la conclusion de que era linux pero hasta el momento de hoy no se que distro era especificamente, pense que linux era como windows que solo conseguias versiones piratas jajaj, pero no, mi primer distro fue ubuntu, la version 11.10, me gustaba mucho investigaba mucho del tema, realmente me habia encerrado en una cajita en windows, mientras los profesores en mi escuela hablaban de entrar a la carpetita, abrir el archivito, tocar el botoncito next y no saber que mierda pasaba cuando hacias next, yo decia les decia a mis compañeros entra al “Gestor de archivos”, el “sistema de ficheros”, “directorio”, “compilar el programa”, no sabian que mierda eran las librerias, me habia metido tanto en el mundo linux, y eso me gustaba, mientras mis compañeros me cargaban por usar ubuntu, mis profesores me felicitaban por tener interes en GNU/Linux, habia hablado con mis profesores para que pongan linux en las computadoras, pero eso implicaba haber perdido plata en licencias que habian pagado, cambiar varias cosas en si, en fin termine los estudios destacandome en las materias de informatica, y al tiempo estudiaba otras cosas como diseño web, programacion por mi cuenta, vendia paginas web arreglaba computadoras, actualmente trabajo en una empresa en sistemas y estudio la carrera analista de sistemas. No me arrepiento de usar GNU/Linux, cada dia me gusta mas y avanza a pasos agigantados, me gusta y me quedo aca por muchos motivos obvios y sabidos por los usuarios de linux.

    Saludos

    Me gusta

  6. Tambien inicie con Ubuntu, una de las versiones 9.xx no recuerdo pero no me gusto, volvi a windows 7. Luego vi la primera version de Unity y me gusto mucho y tuve q probarla asi que volvi a instalar ubuntu. Tambien fui de los que les gusto Unity desde el principio. Trabaje en Ubuntu hasta la version 12.04 y cuandi salio Debian 7 cambie por pura curiosidad. Me senti mejor en Debian pero al año senti el sistema viejo. No podia instalar nada porque las dependencias estaban superdesactualizadas. Probe Manjaro pero no me senti comodo y luego por ultimo instale Chakra y estoy muy contento. KDE me gusta muchisimo, tener el equipo mas o menos al dia y no tener que reinstalar el sistema es lo que mas me gusta. A veces extraño Ubuntu y cuando leo las novedades me dan ganas de probarlo en otra particion pero ya me siento bien donde estoy y creo q me cure de la versionitis 😉
    Saludos, muy buen blog!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s